Alberto Romero, doctor europeo en Química: “Aspiro a desarrollar materiales biodegradables para la mejora de un presente y alcanzar un futuro más sostenible para este planeta enfermo”

¿Que tal? ¿Informante un poco sobre las nuevas novedades del mundo bio? Ojalá les complazca nuestro articulo , no olvides compartir nuestros post con tus amigos.

Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla ha desarrollado un nuevo compuesto para reconstruir tejidos dañados con un material que provoca menor rechazo en el organismo y resulta más económico que los actualmente utilizados.

Uno de los componentes del equipo es el ursaonense Alberto Romero, Químico Industrial que posee el doctorado europeo en Química (programa de Ingeniería de Fluidos complejos). Actualmente imparte docencia como profesor titular en la Escuela Politécnica Superior y en la Facultad de Física de la Universidad de Sevilla, desarrollando su labor investigadora en la Facultad de Química.

Desde El Pespunte nos sumamos a la alegría de los frutos que nuestra tierra da y nos proponemos conocer el objeto de estudio, así como diversos temas relacionados con la investigación.

 

  • Alberto, ¿en qué ocasión se podrá utilizar vuestro objeto de desarrollo?

Para el implante de tejidos humanos, como la piel o de ciertos órganos como el hígado, es necesario el cultivo celular en soportes o andamios. Para ello, se requieren nuevos materiales que perfeccionen su elasticidad, porosidad y resistencia y eviten el rechazo por el organismo. El material que hemos desarrollado supera algunos de los inconvenientes de otros materiales usados hasta ahora. La clave es mezclar materiales ya usados además de utilizar un ingrediente que los estructura y es más compatible con el organismo además de ser biodegradable, descomponiéndose en elementos naturales que se pueden desechar sin problemas del organismo.

 

  • ¿Quién “certifica” la validez de vuestro objeto de desarrollo? ¿Hay que publicarlo en algún lugar determinado?

La validez de nuestro objetivo la dan los resultados, resultados que son publicados en revistas científicas evaluadas por pares, es decir, por otros científicos internacionales expertos en el tema. Evidentemente, mientras mayor audiencia y prestigio tenga la revista, mayor relevancia tiene el trabajo y viceversa. Aunque la gente no lo cree existe una clasificación internacional de artículos científicos que varía cada año en función de la relevancia. Este trabajo está publicado en una de las mejores revistas internacionales del campo pero no deja de ser un granito más. La satisfacción mayor es ver cómo esos materiales se implantan en los pacientes y permite mejorar la vida de la gente.

 

  • Sevilla, Andalucía… ¿son lugares propicios para la investigación?

Es muy complicado desarrollar la investigación en nuestra tierra. A la falta de recursos de investigación (invertimos mucho menos porcentaje del producto interior bruto en investigación), se suma la ineficiencia en la gestión de los mismos. En cualquier caso, y a pesar de todo, es posible. A los más jóvenes les quiero transmitir que si les gusta la investigación se vuelquen con ilusión desde sus estudios e intenten aprender y sacar las máximas calificaciones posibles. He visto muy buenos estudiantes que tienen pasión por la investigación pero que debido a sus calificaciones no han conseguido obtener contratos de investigación. En cualquier caso, quiero transmitir que en este mundo competitivo y polarizado, la investigación avanza más cuando se construyen puentes y se establecen lazos entre investigadores de diferentes partes del mundo: cooperar para crecer. Yo también he estado en varios países lo cual me han hecho crecer personal y profesionalmente. Hay muchos investigadores también fuera. El problema de irse es que luego la mayoría no vuelve. Formamos a magníficos profesionales y estamos exportando talento.

 

  • ¿En qué proyectos a corto, medio y largo plazo andas inmerso?

Estamos trabajando el desarrollo de estos materiales para Ingeniería de Tejidos que queremos llevar a una validación biológica. Sin embargo, hay otros campos en los que estamos avanzando en el conocimiento como son el aprovechamiento de agrorresiduos para el desarrollo de materiales plásticos y bioplásticos más sostenibles: filtros de mascarillas biodegradables, matrices superabsorbentes para agricultura o pañales…

Personalmente, aspiro a seguir trabajando con pasión en la formación de jóvenes y en el desarrollo de materiales biodegradables para la mejora de un presente y alcanzar futuro más sostenible para este planeta enfermo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Álvaro Reina

Comentarios

Deja un comentario