Científicos españoles crean un espray nasal y una mascarilla biodegradable que matan al coronavirus “en menos de un minuto”

Hola gente bio, aqui un nuevo articulo para nuestro blog sobre novedades de ecologia, tiempo , reciclable, medio campo y otros varios temas que les gustaran

Investigadores de la Universidad Católica de Valencia (UCV) trabajan en el desarrollo de esprays nasales ‘antiCOVID-19’ y mascarillas biodegradables que matan al virus “en menos de un minuto”.

Así lo ha dado a conocer el investigador principal del Grupo de Biomateriales y Bioingeniería de la UCV, Ángel Serrano, en una mesa redonda valenciana de expertos sobre la situación actual de la pandemia en la UCV en formato online. En el encuentro también ha participado el responsable del Laboratorio de Bioquímica Estructural de la UCV, José Gallego, así como el rector de la UCV, José Manuel Pagán, y el decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UCV, Carlos Barrios.

El investigador Ángel Serrano, que ha estudiado el efecto de la temperatura y de la contaminación medioambiental en la capacidad de transmisión del COVID-19, ha explicado el proyecto de investigación que llevó a su grupo a crear filtros para mascarillas “capaces de inactivar el coronavirus y bacterias multirresistentes en menos de un minuto“. Junto a su equipo han colaborado investigadores de Noruega y Japón.

Ya hay varias empresas que se han interesado por comercializar mascarillas que incorporen esta tecnología. En este sentido, Serrano ha avanzado que están hablando “con una empresa norteamericana que quiere comercializar este tipo de mascarillas en Estados Unidos, donde hasta ahora no se había llegado a su uso masivo”, ha avanzado.

Se trata de mascarillas biodegradables

El experto ha informado de que, en estos momentos, está desarrollando, junto a otros investigadores de la UCV, filtros y mascarillas antiCOVID-19 y antimicrobianas por impresión 3D que, además, sean biodegradables, ante el problema ecológico que supone la utilización de miles de millones de mascarillas en todo el mundo.

Asimismo, el Grupo de Biomateriales y Bioingeniería liderado por Serrano está desarrollando, con la colaboración de la Universidad de Louisiana (Estados Unidos) y con la compañía farmacéutica suiza Pan Therapeutics, esprays nasales ‘antiCOVID-19’ mediante nanomateriales de carbono y cloruro de benzalconio.

Antivirales para contener brotes

Por su parte, el responsable del Laboratorio de Bioquímica Estructural de la UCV, José Gallego, ha señalado que este laboratorio participa en el consorcio internacional COVID19-NMR para combatir la pandemia del coronavirus junto con científicos de 15 países.

El objetivo es caracterizar la estructura de los componentes moleculares del virus, tanto ARN como proteínas, y evaluar su posible utilidad como dianas terapéuticas para el descubrimiento de nuevos fármacos antivirales. Para ello, utilizan una técnica denominada ‘espectroscopia de resonancia magnética nuclear (RMN)’ que permite obtener información atómica tanto de las propias biomoléculas del virus como de sus posibles interacciones con fármacos.

Los principales hallazgos hasta el momento han quedado recogidos en un estudio publicado por la revista ‘Nucleic Acids Research’ -que ha recibido la calificación de excepcional– en el que también han participado los estudiantes predoctorales de la UCV, Jesús Castillo y Alvaro Simba; la investigadora Martina Palomina, del Centro de Investigación Príncipe Felipe de València; así como investigadores de Alemania, Israel, Suecia y Estados Unidos.

Sobre otros resultados, al estar todavía sin publicar, no ha podido dar más detalles. No obstante, Gallego ha asegurado que podemos ser optimistas a medio plazo, incluso a corto plazo, fundamentalmente porque “el ciclo de replicación tiene lugar en el citoplasma, por lo que va a ser más fácil desarrollar una actividad contra este virus que no contra un retrovirus como el del SIDA, que forma un reservorio inaccesible a los antivirales”.

Otro punto que ha resaltado es que “la investigación en antivirales debería continuar una vez que la actual pandemia finalice porque, si se encuentran antivirales duraderos, estos permitirán contener posibles brotes epidémicos futuros que están predichos que van a ocurrir. El tratamiento antiviral siempre ha de ser complementario a la vacunación; el problema es que históricamente está mucho más retrasado”, ha lamentado.

Además, el rector, José Manuel Pagán, ha incidido en la inauguración del acto en que a la “necesaria acción para dar respuesta a la emergencia le acompañe la reflexión, y qué mejor sitio para hacer este análisis que la Universidad, espacio de reflexión, investigación, transmisión de conocimiento y traslación a la sociedad”, ha sostenido.

En este sentido, Pagán ha resaltado que “la UCV ha sabido ver en esta crisis una oportunidad para reforzar la razón de ser como Universidad”. “Desde el primer momento, entendimos la necesidad de ofrecernos a ayudar a paliar en la medida de nuestras posibilidades la grave situación que se cernía y que, no olvidemos, se cierne sobre nosotros”, ha asegurado.

Así, el rector ha destacado algunas de las acciones que durante este tiempo ha llevado a cabo la UCV para hacer frente al COVID-19, como han sido la donación de EPI y material de protección a hospitales y centros de salud valencianos o poner a disposición de la sociedad valenciana instalaciones y personal.

Igualmente, ha agradecido que el Hospital de Simulación haya ayudado a testar numerosos prototipos de respiradores, así como el hecho de que las Clínicas UCV, en colaboración con el Instituto Valenciano de Patología (IVP), estén realizando pruebas PCR, de antígenos y serológicas a precios sociales.

Deja un comentario