Estudiante UPC crea protocolo que alarga la vida del plástico más utilizado

¿Que tal? ¿Informante un tanto sobre las recientes novedades de todo el mundo bio? Esperemos les complazca nuestro post , no olvides comunicar nuestros post con tus amigos.

Barcelona, 28 ene. (EFE).- La estudiante de Ingeniería Química en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) Alba Martínez ha creado un protocolo de reciclaje del ácido poliláctico, el polímero con mayor proyección del mercado, para reintroducirlo en el ciclo de la economía circular.

Gracias a sus propiedades mecánicas y biodegradables, el ácido poliláctico, más conocido como PLA, es el polímero más utilizado -cada año se producen unas 700.000 toneladas- y, entre sus múltiples aplicaciones, se usa en las impresoras 3D, fabricación de bolsos, tazas, empaquetado de verduras congeladas o recipientes de alimentos líquidos, entre otras.

A diferencia del plástico PET, tiene características biodegradables, pero como ocurre con la mayoría de polímeros, con los actuales procesos y protocolos resulta difícilmente reciclable, ha señalado la UPC.

El PLA deja cada año miles de kilogramos de residuos ya que tarda unos 80 años de promedio en degradarse y al estar catalogado como biodegradable, durante el tratamiento de residuos su destino es la fracción orgánica, ha recordado la universidad.

Sin embargo, el PLA presenta problemas como una degradación difícil o la contaminación de otras fracciones de residuos plásticos, ha advertido la UPC.

Al respecto, Alba Martínez ha remarcado que el reciclaje del plástico actual “es un proceso meramente mecánico y tremendamente ineficiente” que provoca que el material no se pueda mezclar bien y que sus propiedades decaigan.

Con el nuevo protocolo, Alba Martínez, en su trabajo de final de grado, además de orientar el reciclaje de los plásticos hacia una economía circular, ha conseguido modificar químicamente las cadenas del polímero PLA y obtener un nuevo producto composite (material sintético resultante de la mezcla de otros materiales) llamado CellPLA.

Alba Martínez, cuya propuesta tecnológica fue finalista en los premios Expoquimia 2020, se ha graduado recientemente de Ingeniería Química en la ESEIAAT, también está licenciada en Biología por la UAB y trabaja en la industria del sector del plástico en la investigación e innovación de bioplásticos. EFE

Deja un comentario