Tras la pista del plástico y los pesticidas en la agricultura

Hola gente bio, aqui un nuevo articulo para nuestro weblog sobre novedades de ecologia, tiempo , reciclable, medio ámbito y otros muchos temas que os gustaran

La ciencia sigue sin detenerse en la carrera por encontrar mejores vías de producción agrícola. No solo se trata de incrementar la rentabilidad, sino que también están adquiriendo un mayor protagonismo los condicionantes medioambientales y de sostenibilidad en la producción, que son además cada vez más demandados por los mercados. Un equipo de investigadores de las universidades de Wageningen (Países Bajos) y la Politécnica de Cartagena (UPCT) ha analizado las consecuencias del uso de 38 pesticidas con plásticos como los que se emplean en la agricultura intensiva para mostrar nuevas vías de producción sostenible. De acuerdo con la información divulgada por la UPCT, líder del proyecto Divererfarming en el que se enmarca esta investigación, «este estudio de laboratorio abre las puertas a nuevas investigaciones sobre el terreno para verificar cómo afecta tanto en cuestión de contaminación del suelo como de retardo de la capacidad de degradación de los plásticos».d.

Diverfarming es una iniciativa financiada por el programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea que busca las mejores soluciones agrarias para cada zona geográfica y teniendo en cuenta sus características climáticas. En torno a 60 investigadores de ocho países (Alemania, España, Finlandia, Hungría, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Suiza) trabajan, desde hace un par de años, y hasta 2022, en este proyecto de búsqueda de un modelo agrario económicamente viable y sostenible alternativo a las extendidas producciones de monocultivos intensivas.

Los científicos han hallado «que la descomposición de las sustancias activas en presencia de plástico fue un 30% menor que cuando no hay plástico de por medio». En realidad ya se había realizado un estudio similar en los denominados plásticos LDPE (polietileno de baja densidad), que se emplean en usos agrícolas, además de otros, como bolsas, juguetes, botellas y tubería. Pero esta «es la primera vez que se analiza en plásticos PAC [que cuentan con un aditivo que les ayuda a degradarse] y biodegradables».

La acumulación de residios plásticos en los cultivos constituye un problema ambiental que preocupa al sector

El polietileno de baja densidad (LDPE) es el plástico más utilizado para el acolchado (cubiertas sobre líneos de cultivo). Sin embargo, es también el tipo de plástico que más tarda en degradarse. De ahí que se hayan creado otros materiales capaces de desaparecer más fácilmente. Se trata de los denominados plásticos oxo-degradables o PAC, que son aquellos que contienen aditivos prooxidantes que mejoran la degradación en presencia de luz solar, y los plásticos biodegradables, que a su vez pueden ser degradados directamente por los microorganismos del suelo.

El 92% de las heces de ovejas alimentadas en zonas de agricultura intensiva en la Región de Murcia contienen microplásticos

El uso de acolchado plástico es una técnica muy extendida en regiones agrícolas para aumentar la rentabilidad de los cultivos. En la Región se suman en torno a 14.500 hectáreas que emplean este sistema, lo que equivale casi al 8% de toda la superficie murciana cultivada de regadío. Según la Comisión Europea, en 2016 se utilizaron 100.000 toneladas de mantillo plástico al año en la Unión Europea. Teniendo en cuenta estas cifras y el hecho de que después de la cosecha suelen quedar restos del material de las cubiertas en el suelo, «la acumulación de plástico en territorios de agricultura intensiva es una problemática medioambiental que preocupa al sector y a las administraciones públicas».

Los materiales biodegradables retienen el doble de plaguicidas que los otros dos tipos de plásticos empleados en acolchados

Teniendo en cuenta que «en muchos casos se usan pesticidas para tratar los cultivos que están en acolchado, el proyecto Diverfarming ha analizado la interacción de estos plásticos con 38 pesticidas en condiciones de laboratorio», explican sus artífices. El trabajo ha analizado el proceso de sorción (retención de una sustancia por otra cuando están en contacto) de 17 insecticidas, 15 fungicidas y 6 herbicidas, comúnmente usados en la Región para el acolchado, con los tres tipos de plásticos citados (LDPE, PAC y biodegradables). La investigación ha evidenciado cómo los plásticos biodegradables tienen un mayor porcentaje de sorción de pesticidas. En concreto, el porcentaje de sorción obtenido es, de media, un 23% en LDPE y PAC y un 50% en biodegradables.

Según Nicolas Beriot, investigador del proyecto, los resultados llevan a dos hipótesis preocupantes. Por un lado, «los microorganismos encargados de degradar esos plásticos biodegradables se podrían ver contaminados y la eficiencia de los pesticidas también se vería comprometida, ya que las sustancias que se quedan en los plásticos no están disponibles en el suelo para ejercer su función». Además, la modificación de los patrones de degradación de las sustancias activas podría afectar a la comunidad de organismos del suelo debido a la toxicidad de las sustancias activas.

Estas conclusiones se suman a los resultdos de otro artículo científico de investigadores del proyecto Diverfarming en el que se recoge la presencia de microplásticos en el 92% de las heces de ovejas que se alimentan en zonas de agricultura intensiva en la Región de Murcia.

Diverfarming es un proyecto financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, dentro del reto de «seguridad alimentaria, agricultura y silvicultura sostenibles, investigación marina, marítima y de aguas interiores y bioeconomía» bajo el acuerdo 728003. En él participan la UPCT y la Universidad de Córdoba, por España; la universidad italiana de Tuscia; las de Exeter y Portsmouth, de Reino Unido; la citada de Wageningen, de Países Bajos; la alemana de Trier; la húngara de Pècs y la ETH Zúrich, de Suiza; además de distintos centros de investigación, organizaciones como Asaja y empresas como las españolas Arento, DFM e Idustrias David.

Deja un comentario